| |

Bizcocho de la abuela (con canela y limón)

10 de septiembre de 2015

Mi madre lleva años preparando el mismo bizcocho, aunque con aromas variados. Un día coincidió que había llevado mi cuaderno de recetas a su casa para que me apuntase algunas recetas, y lo acababa de sacar del horno, así que aprovechó para escribirme esta receta, que resultó ser de mi abuela.

En esta ocasión quise estrenar un molde nuevo de silicona que había comprado para repetir la receta de chocoflan o pastel imposible, y resultó que el bizcocho subió tanto, pero tanto, que de él saqué dos bizcochos: uno con forma de molde savarin y otro con agujero pero totalmente liso. Así que os recomiendo que uséis un molde como los de mi madre: totalmente redondo o rectangular sin agujeros, y alto, ¡porque sube, sube!

Receta del bizcocho de la abuela con canela y limón

Bizcocho de la abuela (con canela y limón)

Para 10 personas.
Dificultad: Media.

Ingredientes

  • 400g de harina de repostería (sin levadura).
  • 400g de azúcar blanca.
  • 4 huevos.
  • 1 sobre de levadura química.
  • Ralladura de un limón.
  • 1 cucharada sopera de canela.
  • 1/2 vaso de aceite.
  • 1/2 vaso de leche.

Preparación

  1. En primer lugar, separamos las claras de las yemas de los 4 huevos, y batimos las claras a punto de nieve. Recuerda que no deben tener nada de yema, o no subirán. Reservamos.
  2. Precalentamos el horno a 180ºC.
  3. A continuación mezclamos el azúcar, el aceite, la leche, la ralladura de limón y la canela, hasta que esté todo bien integrado.
  4. Añadimos a la mezcla anterior las yemas y emulsionamos.
  5. Añadimos ahora la harina y la levadura química y homogeneizamos bien.
  6. Finalmente agregamos con cuidado las claras montadas, procurando mantener todo el aire que sea posible en la masa.
  7. Volcamos la masa de bizcocho en un molde previamente engrasado y enharinado (o antiadherente o de silicona buena).
  8. Horneamos unos 50 minutos. Durante los primeros 30 minutos, con calor sólo por abajo. Pasado este tiempo podemos poner el modo ventilador para evitar que se queme por debajo (como me pasó a mí).
  9. Comprobamos que está hecho insertando un palillo o cuchillo, deberá salir limpio.
  10. Dejamos enfriar para consumir, y acompañamos con mermelada o crema de chocolate y avellanas, y un buen vaso de leche, o cualquier otra cosa que os apetezca. ¡Que disfrutéis de la merienda!

Consejo

  • Por supuesto, no creo que sea imprescindible hacer estas cantidades, podéis reducirlas fácilmente a la mitad o a un cuarto y obtendréis un bizcocho más pequeño :)

Receta del bizcocho de la abuela con canela y limón

También te gustará...

0 comentarios