| |

Chocoflan o pastel imposible

25 de septiembre de 2015

Desde que empecé a cocinar era mi sueño enfrentarme a este reto de pastel imposible y ganar...

Se trata de un pastel de origen mexicano (perdonad si me equivoco...) que tiene la mitad de flan y la otra mitad de bizcocho . Aunque cuando lo metemos al horno la mezcla de chocolate está abajo, durante la cocción las masas se invierten y termina el flan abajo y el chocolate arriba (bueno, cuando se da la vuelta para desmoldar también se ve al revés).

Cuando mi bicho me regalo a Mentita (oh, por favor, ¿todavía no os lo he contado?) me atreví de una vez, y cómo no, con la receta adaptada de la de 'De Uvas a Peras'. Y la verdad, he quedado satisfecha con el resultado, aunque podría haber salido mejor si no hubiese cometido un error que estropea la presentación, sobre todo en los bordes del pastel. Ojo, hace semanas que preparé el pastel pero hasta hace dos días no me di cuenta de cuál había sido este fallo... ¡Os lo cuento al final del post!

chocoflan o pastel imposible

Chocoflan o pastel imposible

Para 8 personas.
Dificultad: Difícil (por el caramelo).

Ingredientes

Para el caramelo

  • 200g de azúcar.
  • 12 cucharadas soperas de agua.
  • 1 guante de cocina (¡por precaución!).

Para el bizcocho

  • 200g de azúcar.
  • 50g de mantequilla.
  • 2 huevos.
  • 100g de harina.
  • 14g levadura química.
  • 60g de cacao puro en polvo.
  • 100ml de leche.

Para el flan

  • 6 huevos.
  • 370g de leche condensada.
  • 200ml de nata líquida para montar.
  • 170ml de leche.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • Agua para hacer al baño maría.

Preparación

Primero, el caramelo

  1. Calienta una sartén u olla, preferiblemente la que tengas con el fondo más grueso.
  2. Añade el azúcar y cuando empiece a derretirse añade dos cucharadas de agua. Es importante que uses un guante de horno o un trapo porque al echar el agua sobre el azúcar salpica y puedes quemarte.
  3. Mézclalas bien y añade las dos siguientes, y así sucesivamente hasta que hayas añadido las 12. 
  4. Espera a que el azúcar con el agua tomen un color tostado y que no haya grumos, y ya puedes sacarlo del fuego y reservarlo para que se enfríe un poco. 
  5. Una vez frío, colócalo en el fondo de un molde de silicona, o bien en un molde previamente engrasado y enharinado (podría quedar un poco raro en este caso).

Segundo, el bizcocho

  1. Tamiza la harina con la levadura y el cacao.
  2. Mezcla el azúcar con la mantequilla hasta que formen una cremita homogénea.
  3. Sin dejar de batir, agrega los huevos uno a uno (recuerda que para el bizcocho sólo son 2).
  4. Ahora ve añadiendo cucharadas de la mezcla seca sin dejar de batir, incorporando también algunos chorritos de leche entre medias.
  5. Continúa hasta acabar todos los ingredientes y asegúrate de que no quedan grumos de harina sin disolver.
  6. Ahora, vuelca la mezcla de bizcocho sobre el caramelo en el molde, con cuidado. Asegúrate de que el caramelo está frío antes de poner el bizcocho.

Finalmente, el flan

  1. Vierte en un recipiente los 6 huevos, la leche condensada, la nata y la leche normal, aromatiza con la vainilla y bátelo todo perfectamente.
  2. A continuación coloca la mezcla del flan encima de la mezcla de chocolate del molde. Para hacerlo es importante que coloques una cuchara o espátula un poco separada del bizcocho de chocolate, y vuelques el flan sobre la cuchara, para que amortigüe un poco la caída del líquido y no se mezcle todo.
  3. Precalienta el horno a 200ºC.
  4. Ahora vamos a preparar el baño maría, para lo cual colocaremos el molde en una bandeja profunda (si no nos sirve la del horno podemos colocarla dentro de una fuente para hornear), y colocaremos agua caliente (del grifo mismamente) hasta cubrir la mitad del molde.
  5. Colocamos en el horno ya caliente y horneamos durante unos 45 minutos, pero controlamos que no se tueste en exceso la parte de arriba (podemos tapar con papel de aluminio).
  6. Comprobamos que está hecho con un palillo, teniendo en cuenta que la parte del flan podría quedar ligeramente húmeda pero no líquida, y sacamos.
  7. Lo dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego lo guardamos en la nevera un par de horas.
  8. ¡Listo para comer!
chocoflan o pastel imposible

Ensayo-error

Como se puede apreciar en mis fotos, la idea general del chocoflan o pastel imposible salió, porque efectivamente se dieron la vuelta en el horno las dos masas. Sin embargo cuando yo lo estaba cocinando no lo parecía para nada, y mucho menos me lo pareció cuando lo desmoldé y vi que aunque las capas se habían girado, la superficie de la tarta y el borde eran de chocolate en lugar de caramelo y flan :(

Estuve pensando en ello largo y tendido pero ¡sólo hace dos días que descubrí mi fallo! Resulta que cuando hice el pastel, preparé primero la mezcla de chocolate, después la del flan y por último el caramelo, de modo que en cuanto acabé el caramelo lo coloqué en el molde, y estando aún caliente, vertí por encima la masa de chocolate y luego la de flan. El resultado fue que el chocolate, en contacto con el caramelo a alta temperatura, se cocinó inmediatamente, dejando esa capita oscura de chocolate en lugar de la de caramelo :/ ¡La solución es fácil! Sigue los pasos tal y como te he indicado, ¡y no en otro orden! :P

Yo pienso repetir el pastel para obtener un resultado más perfecto (porque de sabor ya estaba tremendo...), ¡ya os lo compartiré!


chocoflan o pastel imposible

También te gustará...

0 comentarios